Pilates: Ejercicio Terapéutico y Rehabilitador (II)

Continuando con la entrada anterior, el Pilates, aunque fue introducido en nuestro país hace más de 40 años, en estos últimos años se ha convertido en una referencia de actividad física. Su práctica ha cogido fuerza sobre todo entre mujeres, por ser un ejercicio de baja-moderada intensidad, aunque cada vez más hombres se animan a probarlo. El Pilates es muy técnico, hay que considerar muchos elementos en la ejecución de un solo ejercicio. Esto plantea  un reto para el alumno en el aprendizaje del control postural, y consigue que los ejercicios sean seguros, sin riesgo de lesión. Los fisioterapeutas pretendemos que este aprendizaje se incorpore poco a poco a los actos cotidianos de la vida diaria, aprendiendo normas de higiene postural que ayudan a mejorar la calidad de vida y a disminuir las recaídas del dolor.

Pilates hombre

Como todo ejercicio físico de estas características, el Pilates genera una serie de beneficios completamente demostrados, conocidos y difundidos por todos. Entre ellos destacan:

  • Mejora de la flexibilidad, fuerza y resistencia de los músculos.
  • Mejora la movilidad e hidratación de las articulaciones.
  • Mejora la calidad y densidad ósea.
  • Mejora el retorno venoso y la tensión arterial.
  • Mejora tránsito intestinal, depuración del organismo y la eliminación de toxinas.
  • Fortalece las conexiones del cuerpo con el sistema nervioso, incrementando el control motor y postura.
  • Mejora la autoestima y el bienestar psicológico y físico.

Pilates Terapéutico

Además de todas estas aportaciones beneficiosas para la salud, este tipo de ejercicio instruido por un fisioterapeuta, ayuda a mejorar lesiones y problemas más específicos de cada sujeto. También nos ayuda previniendo el avance de dichas lesiones, impidiendo que alteren el equilibrio de nuestra salud y empobrezcan nuestra calidad de vida.

Para lograr estos objetivos es importante diseñar clases para grupos reducidos entre 1 y  6 alumnos. De esta forma, el fisioterapeuta instructor de Pilates podrá prestar la atención precisa y dedicar el tiempo necesario a cada alumno/paciente. Así se adaptarán totalmente los ejercicios según las características o limitaciones individuales.

En definitiva, el Pilates es algo que todo el mundo puede realizar sin excepciones. Te ayudará a sentirte tonificado, más fuerte y mejor contigo mismo. Es la oportunidad de cuidarse y mejorar tu estilo de vida.

Firma Entrada Ana