Pilates: Ejercicio Terapéutico y Rehabilitador (I)

El Pilates es una disciplina de ejercicios de baja a moderada intensidad creador por Joseph Hubertus Pilates en el 1934. Aunque la técnica original se sigue empleando en muchas partes del mundo, se han creado a raíz de esta, otras muchas corrientes, siguiendo la línea base de los ejercicios y posturas básicas con distintas modificaciones.

Posturas Pilates

El Pilates terapéutico y rehabilitador es una de estas corrientes modernas. Los fisioterapeutas lo hemos incorporado como una valiosa herramienta de trabajo para la mejora en la fuerza, la postura, el control motor y el equilibrio. Se utiliza tanto para la disminución del dolor en personas con diversas patologías o dolencias, como para personas sanas previniendo la aparición de las mismas.

Entre las patologías más frecuentes tratadas mediante esta corriente del Pilates, los fisioterapeutas, nos encontramos:

  • Escoliosis,
  • Artritis,
  • Artrosis,
  • Protusiones discales,
  • Dolores de espalda (Cervicalgia, Dorsalgia, Lumbalgia),
  • Ciatalgias,
  • Síndrome de Scheuermann,
  • Incontinencias Urinarias, etc.

Pilates embarazadas

Como ya hemos dicho, no sólo se recomienda practicar este tipo de ejercicio a las personas con dolor o lesión. El Pilates también va dirigido a personas sanas cuya rutina diaria puede ser un riesgo para su salud, como por ejemplo, las que pasan muchas horas trabajando frente al ordenador o muchas horas de pie sin moverse, es decir, sedentarias que no realizan ningún deporte. También es ideal para aquellos que realizan trabajos físicos que requieren de fuerza. Se utiliza en las embarazadas, para prevenir dolor pélvico y lumbar y mejorar el rendimiento de su suelo pélvico para el momento del parto; y después, en el postparto, después de haber dado a luz, para recuperar el tono normal de su musculatura abdominal y suelo pélvico.

Si estás interesad@ en practicarlo en nuestro centro podemos ayudarte.

Firma Entrada Ana